3 de septiembre de 2010

Perdona si te llamo amor (L)

Ese claro sostenido entre las persianas y el mar. Mar y tierra. Tierra de invierno cubierta de amarillo. Mar, ese amarillo caído de hojas que reflejan el sol. Mar y tierra, los dos inciertos y lejanos, intentando decirse algo pero no saben hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada